Algún día entenderás que tu madre la más mala del mundo, la más exigente, siempre quiso lo mejor para ti

 Si tienes una madre exigente… No le faltes el respeto ni la trates mal, escucha y agradece sus consejos, porque algún día entenderás que tu madre la más mala del mundo siempre quiso lo mejor para ti

Este artículo no es solo sobre el aspecto profesional, sino también psicológico, el equilibrio y la felicidad en la edad adulta.

¿Fue tu madre muy estricta contigo durante tu infancia?

¿Te obligaba a limpiar tu habitación diariamente, hacer tu tarea y enfocarte en tu futuro?

Muchos de nosotros fuimos criados en una familia con una madre estricta que a veces nos hizo vivir en el infierno.

Nos resultó muy difícil soportar el constante acoso y los intentos de control, pero un experto dice que, en general, las madres estrictas tienen hijos que tienen más éxito.

Entonces, incluso si a veces pasaste por el infierno cuando eras adolescente, terminarás agradeciéndole a tu madre por la forma en que se comportó contigo. Por lo tanto, los niños con una madre estricta serían más felices en la vida.

¿Que nos dice la ciencia?

Ericka Rascon Ramírez, profesora de la Universidad de Essex, realizó un estudio que sugería que los niños que tenían una madre estricta se desempeñaban mejor que aquellos que tenían una madre menos exigente.

Esta investigación realizó encuestas de más de 15,000 niños de 13 a 14 años entre el año 2008 y 2018.

Dijo la profesora Rascon Ramírez:  "La medida de las expectativas en este estudio refleja una mezcla de aspiraciones y creencias sobre la probabilidad de acceso a la educación superior declarada por la mayoría de los padres, en la mayoría de los casos, la madre".

Los niños que han tenido madres con altas expectativas tienen más confianza en sí mismos.

Los resultados del estudio indicaron que las niñas que tenían una madre insistente y que continuamente hacían comentarios tienen un 4% menos de riesgo de quedar embarazadas prematuramente.

Los niños que tenían una madre insistente también tenían muchas más probabilidades de graduarse y tener un buen trabajo. Puede parecer poco realista, pero las madres exigentes y estrictas tienen hijos más exitosos.

"En muchos casos, logramos hacer lo que pensamos que era más conveniente para nosotros, incluso si era contrario a lo que nuestros padres querían. Pero no importa cuánto tratamos de evitar el consejo de nuestros padres, ellos terminaron influyendo sutilmente en decisiones que nos parecieron muy personales", nos dice la investigadora.

La mayoría de los niños consideran que su madre estricta es un enemigo durante la infancia, pero esto será muy beneficioso para ellos más adelante en la vida, durante su edad adulta.

Puede hacerte pasar por un verdadero infierno a veces, pero cuando seas adulto, terminarás agradeciéndole a tu madre.

Reconocerá y apreciará todos los esfuerzos que ha hecho para criarlo, e intentará tener el mismo enfoque cuando tenga hijos.

ARTÍCULOS RECIENTES:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
error: Content is protected !!