¿Cuál es la mejor oración para Dios?

¿Cuál es la mejor oración para Dios

¿Cuál es la mejor oración para Dios? Empezaremos diciendo que Dios no tiene preferencia por las oraciones de sus hijos, Él siempre escucha todas las oraciones sin excepción alguna. Nuestro padre no discrimina y deja para el final las que menos le agradan. Lo que si espera Dios de nosotros cuando oramos es un corazón abierto, que oremos con mucha fe y amor, sabiendo y reconociéndolo como nuestro único Dios salvador.

Orémosle al Señor:

“Dios todo poderoso, Adonaí creador del cielo, la tierra y de todo lo que en ella vive. Hoy vengo ante ti para reconocer que soy pecador y necesito de tu perdón. Ten piedad de mí, anhelo en mi corazón que tu misericordia me alcance, no dejes que la culpa y la desolación ahoguen mi vida.

Por tu amor Dios, ten compasión de mí; por tu gran generosidad, borra mis culpas. Líbrame  de mi maldad, Límpiame de mi pecado. Reconozco que he sido rebelde, mi pecado no se borra de mi mente, por el daño que yo he hecho.

Contra ti he pecado, y sólo contra ti, haciendo lo malo, lo que tú condenas. Por eso tu sentencia es justa; irreprochable tu juicio. En verdad, soy pecador y me arrepiento de todos ellos, pues me alejan de ti y me quitan la paz. Yo sé que  tú amas al corazón sincero, y en lo íntimo me has dado sabiduría. Enséñame el camino correcto para que yo pueda andar en él  y haga lo correcto delante de ti.

👉 También puedes ver: Oración para hablar con Dios

Lléname de gozo y alegría; alégrame de nuevo. Aleja de tu vista mis pecados y borra todas mis maldades, pon en mí, un corazón limpio, dame un espíritu nuevo y fiel. No me apartes de tu presencia, ni me quites tu Santo Espíritu.

Cual es la mejor oracion para Dios

Pues mi vida depende de ti, y yo te necesito porque tú eres mi fuerza y mi compañía. Hazme sentir de nuevo el gozo de tu salvación; sostenme en tus brazos que son generosos.

Entonces yo enseñaré a los rebeldes tus caminos y los pecadores se vuelvan a ti. Líbrame de cometer homicidios, tú eres mi Dios, el Dios  de mi salvación, y anunciaré con alegría que tú eres justo y bueno a pesar de los pecados y maldades del hombre.

Señor, abre mis labios, y con mis labios te cantaré cantico nuevo. Pues tú no quieres ofrendas ni  sacrificios que yo haga; yo te los daría, pero no es lo que te agrada.

Las ofrendas que te gustan son un espíritu arrepentido; tú no desprecias un corazón hecho pedazos.

Dios te reconoceré delante de la multitud y hablaré de todas tus grandezas, porque grande hasta el cielo son tus misericordias. Exaltado sea sobre los cielos Dios; sobre toda la tierra sea tu gloria.

Por eso hoy te doy gracias porque sé que he alcanzado tu perdón, porque me amas. Te doy gracias en el nombre de Jesús”.

Amen.

ARTÍCULOS RECIENTES:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
error: Content is protected !!