DIOS es nuestro refugio

¿Por qué decimos que Dios es nuestro refugio? “Un refugio” es un lugar que sirve para protegernos de las posibles amenazas y peligros por los que podemos pasar en un momento determinado de nuestra vida. Por eso es que todos los seres humanos cuando enfrentamos situaciones difíciles, siempre buscamos refugiarnos en alguien, en algo, para sentirnos seguros, y lo hacemos porque nos sentimos indefensos ante el peligro que afrontamos.

Muchas personas por no querer enfrentarse a su miedo, se refugian en el alcohol, en las drogas, en los sinsabores de la vida, en un amigo, en la religión, pensando que de esta manera van a estar resguardados. Sin embargo, aun así no logran el nivel de satisfacción que les haga sentirse completamente seguros.

Lo que nos dice la BIBLIA

Dios es nuestro refugioLa Biblia nos habla en el libro de Josué 20:1-9, que cuando el Pueblo de Israel, terminó de conquistar la tierra prometida, Josué, por instrucciones de Moisés que ya había muerto, estableció unas ciudades, llamadas “Ciudades de Refugios”, las cuales servían de refugio a aquellas personas que había cometido asesinato sin intención y sin premeditación.

Estas huían de su tierra y de su hogar y llegaban a las puertas de estas ciudades, donde eran atendidos por los ancianos, a quienes les exponías las razones por las que estaban buscando el refugio.

Una vez aceptados, allí permanecía hasta que les llegara el momento de compadecer en juicio delante de la congregación, o hasta que muriese el Sumo Sacerdote que se encontraba administrando en ese tiempo. Es decir, cuando el Sacerdote moría, el hombre quedaba libre para volver a su hogar, y era protegido por la Ley.

La razón por la que le daban asilo o albergue a estas personas, era para evitar que los familiares de la víctima tomaran venganza por la sangre de su familiar. Sin embargo, si esta persona salía antes de tiempo de esa ciudad, cualquier familiar de la víctima podía matarlo en venganza por la muerte de su familiar. Pero mientras permanecía en la ciudad, no lo podían tocar.

Dios es nuestro refugio y al que siempre podemos acudir

Hoy en día, el mejor refugio al que podemos acudir para protegernos, es Dios. Él está dispuesto a cubrirnos con sus alas. El Salmo 91 dice; “El que habita al abrigo del Altísimo, morará bajo la sombra del omnipotente”. Si tan sólo ponemos la mirada en su hijo Jesucristo y le aceptamos como nuestro salvador y Señor, podríamos sentir la misma confianza que hombres de la Biblia expresaron al sentirse seguros en el creador de los cielos y la tierra.

Dios es nuestro refugio

Por ejemplo: Moisés al bendecir a las 12 tribus de Israel dijo: “El Eterno es tu Refugio” (Deuteronomio 33:27a); El profeta Isaías dijo: “Porque fuiste fortaleza al pobre, fortaleza al menesteroso en su aflicción, refugio contra el aguacero, sombra contra el calor” (Isaías 25:4); El profeta Jeremías dijo: “Oh Jehová, fortaleza mía y fuerza mía, y refugio mío en el tiempo de la aflicción” (Jeremías 16:19a); y el Salmista David dijo: “Porque tú has sido mi refugio, y torre fuerte delante del enemigo” (Salmos 61:3).

ARTÍCULOS RECIENTES:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
error: Content is protected !!