El verdadero significado del versículo bíblico: “El amor al dinero es la raíz de todo mal”

El amor al dinero

El amor al dinero es la raíz de todo mal

Para que usted pueda entender porque el amor al dinero es perjudicial para las personas, primero debe de tener claro que, el dinero no es bueno o malo en sí mismo; Así como un cuchillo o una sierra, no son más que herramientas, y no son ni buenas, ni malas. 

Son las personas que utilizan estas herramientas (en el caso del dinero o el cuchillo) quienes determinarán que hacer con ellas, son el factor concluyente que convierte la herramienta en algo malo o bueno.

“Cuando  usted ama el dinero, convierte el dinero en su amo, tanto así que podría robar, malversar, mentir o incluso matar para obtenerlo”.

El dinero en manos de una persona obsesionada y dispuesta a todo por obtenerlo, puede causar actos ruines, mientras que, un cuchillo en manos de una buena persona puede lograr hacer cosas tan indispensables hacer como cortar un pedazo de pan para compartirlo con alguien.

el amor al dinero
Cuando uno ama el dinero, entonces gana dinero para su amo

 

Lo que nos dice la palabra de Dios

Con el versículo bíblico: “Porque raíz de todos los males es el amor al dinero, el cual codiciando algunos, se extraviaron de la fe, y fueron traspasado” (1 Timoteo 6:10).  La palabra de Dios señala que, cuando “amas el dinero” puede causar todo tipo de actos malvados.

Cuando uno ama el dinero, entonces gana dinero para su amo. Puede robar, malversar, mentir o incluso matar para obtenerlo. Por lo tanto, se convierte en la causa de todo tipo de mal. El amor al dinero también indica que el dinero es su prioridad, y cometerá cualquier pecado solo por tenerlo en sus manos. 

Lo correcto que debemos hacer es amar a las personas y usar el dinero, en lugar de amar el dinero y usar a las personas.

¿Cómo podría saber si realmente usted ama al dinero?

Estas son algunas de las señales:

  1. No le importa compartir ni un solo centavo de su dinero a las personas más necesitadas, a pesar de tener una fuerte cantidad en su cuenta bancaria.
  2. Usted sería capaz de pelear por dinero con sus familiares más cercanos y amigos.
  3. No le importa ir a trabajar estando mal de salud, con tal de no perder dinero (no prioriza la vida).
  4. No le importa la explotación, humillación o cualquier tipo de ofensa que pueda recibir de parte de sus jefes o clientes con tal de tener dinero en su bolsillo.
  5. No puede dejar de pensar en cómo ganar más dinero, incluso mientras sale de paseo con su familia.
  6. Prioriza el dinero y no le importa terminar una relación sentimental si esta interfiere en sus planes de conseguir más dinero.
  7. Está dispuesto a realizar negocios poco transparentes e inmorales o deshonestos.

Estas son solo algunas de las cosas malas que una persona obsesionada con el dinero puede hacer. Ya que su corazón y su mente priorizan el dinero, dejando de lado incluso a Dios.

Nuestro señor Jesucristo dijo: “Ninguno puede servir a dos señores; porque o aborrecerá al uno y amará al otro, o estimará al uno y menospreciará al otro. No podéis servir a Dios y a las riquezas” (Mateo 6:24).

Este versículo señala claramente que, toda persona fiel a Dios no puede tener como amo al dinero. La Biblia también resalta el hecho de que una persona no puede traer su dinero cuando muere.

Además, percibir el dinero como un maestro de su vida desencadena las malas acciones, mientras que ver el dinero como realmente es, una herramienta secundaria para ayudarle a sobrevivir y poder compartir con otros, producirá buenas acciones.

amor al dinero
“Ninguno puede servir a dos señores; porque o aborrecerá al uno y amará al otro, o estimará al uno y menospreciará al otro"

Por otro lado, muchas personas han modificado el versículo para afirmar que "el dinero es la raíz de todo mal". Esto no es exactamente cierto, porque el dinero en sí, no es la raíz de todo mal; Es el "amor por el dinero"

Finalmente

Este versículo bíblico, simplemente dice que no debemos permitir que el dinero lo controle porque usted hará cosas malas si así lo permite. Tiene que actuar como dueño de su dinero, para que así pueda controlarlo y poder usarlo correctamente.

Así que, debe concentrarse más en hacer cosas buenas y ser justo porque, al final, estas serán su boleto de entrada al cielo y a la presencia de Dios.

CONVOCATORIAS RECIENTES:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  1. Jm dice:

    El amor al dinero es el mismo que el amor a un carro etc. En un mundo de igualdad seria un bien necesario.

Subir

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
error: Content is protected !!