Frases para decirle a una persona que está atravesando por momentos difíciles en la vida

Cómo ayudar a un ser querido deprimido.

Cuando existe una sospecha de depresión y siente que algún familiar o amigo muy cercano y querido está deprimido, debe tener en cuenta que las personas con esta afección pueden no querer o no pueden pedir ayuda. Es por eso que es importante que sus seres queridos sean proactivos y, si es necesario, insistan un poco.

Se debe de consultar con terapeutas profesionales.

Este artículo no reemplaza de ninguna manera la consulta con terapeutas profesionales: psicólogos, médicos, psiquiatras, etc. Las personas que lo necesitan deben consultar a especialistas acreditados. Si es así, no dude en sugerirlo a la persona desanimada.

Cosas que decir a un ser querido que está pasando por una situación difícil.

  1. “Las dificultades actuales  desaparecerán. Pronto, el futuro estará abierto ante ti nuevamente. "
  2. “Tómate tu tiempo, nadie te está presionando para que te mejores".
  3. “Tener pensamientos negativos no te hace una mala persona".
  4. "Tienes todo el derecho de experimentar cómo te sientes".
  5. "Nunca pienses que estás solo para enfrentar esta terrible experiencia".
  6. "Si necesitas hablar, estoy aquí para escucharte en todo momento y con total confidencialidad".
  7. "No te preocupes, hablar de tu tristeza no me hará daño".
  8. "Dime qué puedo hacer por ti ahora, hoy o en los próximos días". 
  9. "Ante mis ojos, eres lo más importante".
  10. "Te amo incondicionalmente, no importa lo que digas o hagas".
  11. "Lamento que sientas ese dolor".
  12. "Si te sientes abandonado, debes saber que siempre estaré aquí para ti”.
  13. "No puedo entender exactamente tu dolor, pero te ofrezco mi apoyo".
  14. "Hay una solución, aunque puede ser difícil verla ahora".
  15. "No siempre serás así, encontraremos una manera de hacerte sentir mejor".
  16. "No debes sentirte culpable ni avergonzado: no es absolutamente tu culpa".
  17. “Es cierto que ciertas situaciones son difíciles. También es cierto que a veces nos preocupamos innecesariamente por desastres que nunca suceden".
  18. "Quiero compartir buenos momentos contigo, tengo pequeñas ideas, pero ¿hay alguna actividad que te agrade?"

Si usted cree que la persona debería ver a un médico y cuando sea el momento adecuado, pregúntele:

  1. "¿Has visto a un médico y le has platicado acerca de cómo te sientes?"

Si un tratamiento médico o psicológico ya está en progreso, trate de no parecer desanimado por la duración del mismo. Tenga en cuenta que estos tratamientos tardan un tiempo considerable en surtir efecto.

Cree condiciones para que su ser querido quiera hablar y confiar.

Aliente a la persona deprimida con palabras de apoyo, cumplidos y recordándole lo que ha logrado en el pasado.

Muestre confianza y optimismo diciendo, por ejemplo:

  1. "Te conozco bien, así que sé que puedes hacerlo incluso si es difícil".
  2. "Incluso cuando te recuperes, seguiré aquí para ti". 

Cuando ha pasado lo peor de su desánimo, la persona vuelve a ser capaz de considerar el futuro. Entonces es un buen momento para ayudarlo a encontrar uno o más proyectos, aspiraciones o sueños que lo ayudarán a disminuir aún más su tristeza.

Tenga en cuenta que su ser querido puede no ser honesto acerca de la gravedad de su condición. Muchas personas deprimidas se avergüenzan de sí mismas y mienten sobre la gravedad de su condición. Si le preguntas a tu ser querido, "¿Cómo estás?" Y él simplemente responde "bueno". 

No creas de inmediato esta respuesta. En cambio, tómese el tiempo para evaluar la situación de su ser querido. Sobre todo, no juzgues a este si crees que mintió. Tal vez estaba tratando torpemente de protegerse.

Bajo ninguna circunstancia le puede decir cualquiera de las siguientes frases:

  1. "Yo también estoy triste a veces, pero no hago gran cosa como tú".
  2. "Tu problema es que eres demasiado vago, mantente ocupado y estarás bien".
  3. "Tu problema es que te aíslas de todo y de todos".
  4. "Todo esto que está sucediendo, está solo en tu cabeza, por lo que es fácil de resolver".
  5. "Deja de actuar estúpidamente".
  6. “Nadie dijo que la vida fuera justa".
  7. "Es tu culpa".
  8. "Bien, ahora tu comedia ya es suficiente, sacúdete, cuando quieras, tu puedes”.
  9. "Deja de sentir pena por ti mismo".
  10. "Da vuelta la página y sigue adelante".
  11. “Las pruebas y el sufrimiento son parte de la vida. Tienes que acostumbrarte”.
  12. "¡Muévete en lugar de pasar el rato en la cama todas las mañanas!" 
  13. "Conozco a alguien como tú, que nunca se recuperó".
  14. "Confía en mí, sé exactamente cómo te sientes, he experimentado lo mismo en el pasado".
  15. "Creo que tu tristeza es una forma de castigarnos o llamar la atención".
  16. "Eres tan egoísta, solo piensas en ti mismo".
  17. "¿No estás cansado de estar siempre triste?"
  18. "No es nada, pasará por sí solo".
  19. "Pensé que eras más fuerte que eso".
  20. “Muestra una voluntad fuerte y todo mejorará".
  21. "Es imposible que una persona sólida como tú esté deprimida".
  22. "No sé cómo actuar con una persona como tú".
  23. "Hablaré contigo cuando te mejores".
  24. “Deja de actuar como un niño".
  25. "Si sigues quejándote, ya nadie querrá hablar contigo".
  26. "No hay nada que pueda hacer para ayudarte".
  27. "Deberías tomar pastillas para sentirte mejor".
  28. "No pareces estar bien, te ves mal".
  29. "Hay personas en situaciones peores que tú que no están tristes".
  30. "Estoy decepcionado contigo".
  31. "Tienes que encontrar una solución a tu problema por tu cuenta".
  32. “La felicidad es simplemente una elección".
  33. "No deberías haberte sentido triste".
  34. "Parece que no tienes suficiente fuerza de voluntad para salir de ese estado".
  35. "Ya has sido feliz, así que puedes ser feliz nuevamente".
  36. "Solo trata de no pensar en cosas tristes".
  37. "Debes hacer cosas que te hagan feliz".
  38. “Hay personas que tienen problemas reales".
  39. "Tienes que reaccionar".
  40. “Somos el resultado de nuestros pensamientos".
  41. "¿Cuál es tu problema después de todo?"
  42. "Ya no te reconozco".

Finalmente.

Es importante no trivializar el sufrimiento de un ser querido deprimido. Más bien, necesita que tomemos su condición en serio. Tu presencia debe ser tranquilizadora y amorosa. Dale la oportunidad de aliviar sus dificultades y desahogar sus frustraciones. 

Sepa que no necesita hablar mucho. El simple hecho de estar presente y sinceramente interesado en su bienestar ya constituye una contribución importante a la recuperación de su ser querido.

ARTÍCULOS RECIENTES

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
error: Content is protected !!