JESÚS es nuestro pan de vida

¿Qué nos enseña la palabra de DIOS en el libro de Éxodo?

JESÚS es nuestro pan de vida. La biblia nos dice que el pueblo de Israel estuvo en Egipto por más de 400 años, durante los cuales sirvieron a los egipcios y fueron maltratados por estos hasta que Jehová decidió sacarlos de allí con mano poderosa como se lo había prometido al patriarca Abraham. Partieron entonces los hijos de Israel desde la ciudad de Ramesés que se encontraba al este del Delta del Nilo.

Cruzaron el mar rojo camino hacia el desierto de Sin, que está entre los montes Elim y Sinaí y llegaron allí a los 15 días de haber salido de Egipto. Dice el capítulo 16 del libro de Éxodo, que el pueblo tuvo hambre y murmuraron contra Moisés y Aarón en el desierto. Pero Moisés oró a Jehová y Él le dijo: “He aquí yo os haré llover pan del cielo, y el pueblo saldrá, y recogerá diariamente la porción de un día” (ÉXODO 16:4).

jesus es pan de vida

Esta historia la conocían los judíos muy bien ya que se encontraba en los libros de la Ley, y porque los judíos la transmitían de generación en generación. Esto se recordaba en el pueblo de Israel como el Maná que descendió del cielo y que era como una semilla de cilantro, blanco, y de sabor como hojuelas con miel, y con el cual Dios sustentó al pueblo durante 40 años en el desierto.

De manera tal, que cuando Jesús se fue a Capernaúm después de haber alimentado a cinco mil personas en las cercanías del Mar de Galilea, estas personas lo siguieron y le pedían que le mostrase sus obras, porque decían: “Nuestros padres comieron el Maná en el desierto; como está escrito, Pan del cielo les dio a comer” (Juan 6:31).

JESÚS es nuestro pan de vida

Esto dio lugar para que Jesús les dijera: “De cierto, de cierto os dijo: No os dio Moisés el pan del cielo, más mi Padre os da el verdadero pan del cielo. Porque el pan de Dios es aquel que descendió del cielo y da vida al mundo” (Juan 6:32-33). Los judíos sabían que el pan era uno de los alimentos principales de la dieta del pueblo. Pero el pan más que un alimento era un estilo de vida.

Por eso cuando Jesús les habla del pan del cielo, ellos dijeron: “Señor, danos siempre de este pan”. Y Jesús les dice: “Yo soy el Pan de Vida; el que a mí viene, nunca tendrá hambre; y el que en mí cree, no tendrá sed jamás” (Juan 6:35). “Yo soy el Pan vivo que descendió del cielo; si alguno comiere de este Pan, vivirá para siempre; y el Pan que Yo daré es mi carne, la cual Yo daré por la vida del mundo” (Juan 6:51).

jesus pan de vida

Jesús decía todas estas cosas para enseñarles que su obra en la cruz al entregar su cuerpo para ser crucificado, serviría de alimento al mundo entero sin límites de edades, sexo o nacionalidades, y que lo único que teníamos que hacer, es abrir nuestro corazón a ÉL.

ARTÍCULOS RECIENTES:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
error: Content is protected !!