Mensaje de Dios para la Familia

Mensaje de Dios para la Familia

En el principio, Dios formó al hombre del polvo de la tierra, y sopló en su nariz aliento de vida, y fue el hombre un ser viviente (Génesis 2:7).

Y luego hizo  caer sobre él un sueño profundo, y mientras éste dormía, tomó de su costado una costilla, y de la costilla e hizo a la mujer, y la trajo al hombre (Génesis 2:21-22).

“Y los bendijo Dios, y les dijo: Fructificad y multiplicaos; llenad la tierra, y sojuzgarla, y señoread en los peces del mar, en las aves de los cielos, y en todas las bestias que se mueven sobre la tierra” (Génesis 1:28).

“Por tanto, dejará el hombre a su padre y a su madre, y se unirá a su mujer, y serán una sola carne” (Génesis 2:24).

Mensaje de Dios Familia
“Por tanto, dejará el hombre a su padre y a su madre, y se unirá a su mujer, y serán una sola carne”

De esa manera, Dios instituyó por primera vez el matrimonio y la unión familiar.

Por lo tanto, Dios siempre ha querido que esa familia que Él instituyó en el principio, pueda permanecer unida hasta el final de sus días.

Ese siempre ha sido el mensaje de Dios para la familia, de todas las edades. Es decir, si Dios desea que el hombre se separe de sus padres, y que se una a su mujer para que los dos se constituyan en una sola carne, es porque Él cuidará de la familia para que se mantenga unida.

Pero además de cuidar de la familia, Dios quiere que cada miembro que integra el núcleo familiar, cumpla con su deber de velar y proteger al otro.

La Biblia en el libro de los proverbios nos dice que: “El que halla esposa, halla el bien, y alcanza la benevolencia de Jehová” (Proverbios 18:22).

De allí, que el hombre como la cabeza de la familia, debe proveer de los alimentos necesarios para sostener a la familia. El libro del Génesis, capítulo tres, versículo 19: Dios le dijo al hombre: “Con el sudor de tu rostro comerás el pan hasta que vuelvas a la tierra, porque de ella fuiste tomado; pues polvo eres, y al polvo volverás” (Génesis 3:19).

Mensaje de Dios para Familia
El secreto para que una familia permanezca unida, está en que cada uno cumpla con su responsabilidad establecida en la palabra de Dios.

El Apóstol Pablo en su primera Epístola a Timoteo, al referir sobre la responsabilidad que tiene el hombre de proveer alimentos para su hogar, dice lo siguiente: “Porque si alguno no provee para los suyos, y mayormente para los de su casa, ha negado la fe, y es peor que un incrédulo” (1 Timoteo 5:8).

> También puedes leer: Oración para bendecir el hogar

Con respecto a la mujer, la Biblia dice: “Las casadas estén sujetas a sus propios maridos, como al Señor; porque el marido es la cabeza de la mujer, así como Cristo es la cabeza de la Iglesia, la cual es su cuerpo, y él es su Salvador” (Efesios 5:22:23).

Es decir, el secreto para que una familia permanezca unida, está en que cada uno cumpla con su responsabilidad establecida en la palabra de Dios.

El Apóstol Pablo en su Epístola a los Efesios les dice: “Someteos unos a otros en el temor de Dios” (Efesios 5:21).

Con esta enseñanza podemos ver cual es el mensaje de Dios para la familia de hoy en día.

ARTÍCULOS RECIENTES:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
error: Content is protected !!