Oración para quienes están atravesando por momentos difíciles

Oración para momentos difíciles.

Oración para momentos difíciles. Esta es una oración que debemos recitar cada vez que estemos atravesando por situaciones difíciles y que nos parezcan que no tienen solución.

Debemos orar con mucha fe y con el corazón tranquilo cada mañana al levantarnos y en las noches antes de acostarnos.

Dios siempre escucha nuestras oraciones y tomará acciones para que la bendición nos llegue.

Oración para momentos difíciles

Señor Dios, Padre Eterno, sé que me amas con infinita ternura.

Estás presente en mis ensayos actuales.

Conoces mis sufrimientos y mi angustia, mis penas y mis derrotas.

Tu infinita sabiduría ha hecho posible todo lo que me pasa.

Pero en tu palabra está: con los que te aman, colaboras en todo por su bien.

En la triste situación en la que me encuentro.

Te alabo y te agradezco, Dios mío, según tu voluntad.

Aunque siento que estoy indefenso, abandonado.

Espero tu ayuda y sé que triunfaré, ya que Tú, el Eterno, me apoyas con tu derecho victorioso.

Oración para momentos difíciles

Cuando me lo ordenas, perdono de todo corazón a quienes me lastiman o me tratan injustamente.

Rezo por ellos y se los presento en el nombre de Jesús.

Bendito seas, Señor, Dios vivo, por tu presencia en mis dificultades materiales.

Ni el hambre, ni la escasez, ni las privaciones, ni las crisis económicas me harán dudar de tu amor o de tu Palabra.

Me dijiste que no me preocupara, que no temiera por mi vida lo que voy a comer. Ni por mi cuerpo, por lo que necesita.

Ni para el futuro que parece oscuro porque sabes lo que necesito. Y quieres proveerlo de acuerdo a tus riquezas, con gloria, en Cristo Jesús.

Te doy gracias porque siempre das lo que prometiste y haces lo que dijiste.

Que tu Espíritu me ayude a hacer lo que está en mis manos.

Para la perfecta realización de tu plan de amor.

Si mis pruebas son el castigo justo por mi pecado o el pecado de mi comunidad. Señor, perdona nuestros malos pensamientos.

Nuestra forma de juzgar, de condenar a los demás, de hacernos envidiarnos unos a otros.

Perdona nuestras revueltas, nuestra resistencia y nuestros cálculos, nuestras palabras amargas, nuestras quejas y nuestros rencores, nuestro egoísmo y nuestra negativa a compartir.

Señor, dame un corazón roto, una mente humilde y la gracia del arrepentimiento sincero.

Que el Espíritu Santo me haga dar fruto digno de verdadero arrepentimiento y vivir en el espíritu de las Bienaventuranzas.

Trata conmigo por tu Santísimo Nombre y no por mis pecados.

Muestra tu santidad y tu bondad a los ojos de todos para que yo, tu siervo, pueda vivir en paz y alegría.

Oración para momentos difíciles

Y que sabemos que eres Tú, mi Dios y mi Libertador.

Alabado seas, Dios vivo, por las gracias que me concedes a través de mis pruebas.

Recibe mi alabanza como un sacrificio agradable por tu gloria.

Cuento contigo, eterno y buen padre.

Le das fuerza a los que están cansados.

Y renueva el vigor de los que esperan en ti.

Entregas a los que te son fieles y les concedes más que los deseos de sus corazones.

Alimentas a los gorriones y a los hijos del Reino con bienes.

Cambias mi lamentación en alegría y mi angustia en triunfo.

¡Gloria a ti, Señor Dios! Te alabo y te agradezco.

Amén

ARTÍCULOS RECIENTES:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
error: Content is protected !!