¿Qué es lo que nos impide ver a Dios?

Qué es lo que nos impide ver a Dios

En el principio de la creación, el hombre mantenía una relación plena con su creador, hasta el punto de poder escuchar la voz de Dios claramente.

"Y oyeron la voz de Jehová Dios que se paseaba en el Huerto al aire del día; y se escondió el hombre y su mujer de la presencia de Jehová Dios entre los árboles del huerto. Y llamó Jehová Dios al hombre, y le dijo: ¿Dónde estás tú?”(Génesis 3:8-9).

Pero después del pecado cometido por el hombre, esa relación se rompió. Y es precisamente esa situación pecaminosa la que nos impide poder tener una relación plena con nuestro creador.

El pecado nos ha separado de nuestro Dios, y es la razón por la que no podemos, ni verle, ni escucharle.

El Apóstol Pablo lo dijo de la siguiente manera: “Por cuanto todos  pecaron, y están destituidos de la gloria de Dios” (Romanos 3:23).

Que nos impide ver a Dios
El pecado nos ha separado de nuestro Dios, y es la razón por la que no podemos, ni verle, ni escucharle.

Ese pecado ha sido traspasado desde Adán a nuestros días, y mientras permanezca en nosotros, entonces no podremos tener una relación plena con nuestro creador.

El Salmista David lo expresó de la siguiente manera: “Mi pecado te declaré, y no encubrí mi iniquidad. Dije: Confesaré mis transgresiones a Jehová; y tú perdonaste la maldad de mi pecado” (Salmos 32:5).

”Esconde tu rostro de mis pecados, y borra todas mis rebeliones” (Salmos 51:9).

Aun cuando el hombre no puede ver a Dios por su naturaleza pecaminosa, Jesús vino para mostrar al Padre.

En una oportunidad un discípulo del Señor llamado Felipe,  le dijo: “Señor, muéstranos al Padre, y nos basta. Jesús le respondió: ¿Tanto tiempo hace que estoy con vosotros, y no me has conocido Felipe?. El que me ha visto a mí, ha visto al Padre. Creédme que yo soy en el Padre, y el Padre en mí” (Juan 14:9 y 11).

El Apóstol Pablo en su Epístola a los Colosenses, lo explica de la siguiente manera: “Él es la imagen del Dios invisible, el primogénito de toda creación” (Colosenses 1:15).

Que es lo que nos impide ver a Dios
Por lo tanto, todo aquel que acepta a Cristo como su salvador, puede cambiar su naturaleza pecaminosa, y comenzar a ver a Dios a través de Jesús.

El escritor del libro a los Hebreos lo expresa de la siguiente forma: “Él es el resplandor de su gloria y la expresión exacta de su naturaleza, y sostiene todas las cosas por la palabra de su poder” (Hebreos 1:3).

El Apóstol Juan es mucho más claro al manifestarlo de la siguiente manera: “A Dios nadie le vio jamás; el unigénito Hijo, que está en el seno del Padre, él le ha dado a conocer” (Juan 1:18).

> También puedes leer: ¿Cuáles son las cosas que nos separan de Dios?

“No que alguno haya visto al Padre, sino aquel que vino de Dios; este ha visto al Padre” (Juan 6:46).

Por lo tanto, todo aquel que acepta a Cristo como su salvador, puede cambiar su naturaleza pecaminosa, y comenzar a ver a Dios a través de Jesús.

En la primera Epístola universal, el Apóstol Juan dice: “Nadie ha visto jamás a Dios, si nos amamos unos a otros, Dios permanece en nosotros, y su amor se ha perfeccionado en nosotros”(1era Juan 4:12).

Es decir, que si queremos ver a Dios, tenemos que aceptar a su hijo como nuestro salvador, y amar a nuestros hermanos para que el amor de Dios permanezca en nosotros. Amén.

ARTÍCULOS RECIENTES:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
error: Content is protected !!